miércoles, 16 de septiembre de 2009

Mi secreto me condena

Así como evito los doblajes al español, generalmente prefiero referirme a las películas por sus títulos en inglés, pero este caso es la excepción. "Mi secreto me condena" probablemente le haga mayor justicia a este filme de Alfred Hitchcock cuyo título original es I Confess.

Un sacerdote se convierte en principal sospechoso de asesinato cuando, obligado por el sigilo sacramental, se ve impedido de colaborar en la investigación que la policía hace del delito.

Sin haber visto todas las películas de Hitchcock, me atrevo a decir que ésta permanecerá como una de mis preferidas. La trama de Mi secreto me condena se desarrolla de manera excepcional, sin perder la emoción en ningún momento. Los personajes alimentan la intriga de principio a fin mediante la confusión de sus actitudes. Hitchcock, por su parte, se luce al imprimir su marca en cada escena. Una de mis partes favoritas es cuando Otto Keller, temeroso de quedar al descubierto, aborda al Padre Michael en la iglesia. Es un momento cumbre donde los dos personajes parecen carcomerse por la tensión desbordada de la escena.

Considerada por muchos como una obra menospreciada, Mi secreto me condena sin duda merece distinción entre las de su género. La dirección a cargo del maestro del suspenso junto con la brillante interpretación del elenco y el toque de film-noir lo hacen un thriller electrizante que vale la pena descubrir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario